jueves, 14 de octubre de 2010

ASADO DE CHOTO AL HORNO EN CAZUELA DE BARRO.

Cuando llega el frío, esta técnica de asado viene fenomenal. En uno de mis " paseos" por los blogs de Cocina, dí con él. La auténtica cazuela es de fabricación alemana. Se llama Romertof ( o algo parecido), y la venden en Madrid ( alambique)...pero yo vivo en Almería y , aunque tengo un hijo estudiando allí, no me la compraba por más que se la pedía. Así que me busqué otra hija que estudia en Murcia y conseguí " una imitación". Me la compró en Ikea. No se cómo resultará la alemana, pero la de Ikea va fenomenal.
Es bien sencillo. La olla se sumerje en agua durante más de una hora. La sacamos y colocamos en ella nuestro asado. Yo lo hice de choto, al que añadí un majado de ajo, perejil, pimienta, azafrán, aceite y un buen chorreón de vino blanco de Navarra.Al horno, que deberá de estar frío. Calor arriba y abajo 200ª.
 A la hora le dí la vuelta a la carne. Y a los 15 minutos le añadí unas patatas que estaban " casi", fritas. Gorditas, para que no se rompan. Pues se deja media hora más y se apaga el horno.
Tierno, jugoso...muy rico!. Parece que al estar tapada la cazuela,  no evapora el líquido y sale así más jugoso.
Ah! y el cacharro en cuestión no supera los 20 euros....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada